Litoral y fondos marinos

Bajando hacia la costa, Agüimes dispone igualmente de un paisaje que, si bien diferente al de las medianías, ha merecido también la calificación de zona protegida, mediante la realización de un Plan Especial de Ordenación del Litoral de Agüimes.

El municipio de Agüimes posee una extensión de costa de 9,9 kilómetros aproximadamente, caracterizada por su enorme belleza y variedad. A lo largo de este espacio se encuentran las playas de Arinaga, Cabrón y Vargas, entre otras muchas calas.

Playa de Arinaga

La playa de Arinaga se caracterizaba antiguamente por la actividad pesquera, convertida hoy en un lugar importante de residencia habitual y en el lugar vacacional principal elegido por la propia población local durante la época estival. Por la tranquilidad de sus aguas, cuenta con unas condiciones favorables para el baño, y está recorrida por una avenida marítima de más de tres kilómetros de extensión, perfectamente adaptada al entorno.

Playa de Vargas

La playa de Vargas reúne unas condiciones magníficas para la práctica del windsurf, y es una de las pocas que cuentan con las olas idóneas para el windsurf radical. En ella se ha celebrado una de las pruebas valederas para el campeonato mundial en la modalidad de olas, la Vargas PWA Wave Classic Grand Prix, que atrajo a los windurfistas más prestigiosos. Dispone además de un camping diseñado para facilitar la práctica de este deporte.

Playa de Cabrón (+ info)

Esta zona se encuentra al norte de la localidad de Arinaga, concretamente entre Punta de La Sal y Punta de La Monja. Confluyen aquí una serie de valores geomorfológicos, biológicos, ecológicos y paisajísticos, que merecen un análisis, y su fondo marino es sin duda uno de los de mayor belleza del archipiélago canario, idóneo para la práctica del buceo. Está en trámite la declaración por el Gobierno de Canarias de la Reserva Marina de Arinaga.

Las Salinas 

Aún se conservan las salinas de Vargas y Arinaga, exponentes de una actividad artesanal de siglos en nuestro litoral. Tradicionalmente la extracción de la sal ocupó un lugar destacado en la economía de la zona costera del municipio. Hoy siguen en funcionamiento, aunque a bajo rendimiento, y además de una actividad productiva son un elemento paisajístico y patrimonial de gran valor. En este sentido, el Gobierno de Canarias ha declarado las Salinas de Arinaga como Bien de Interés Cultural dentro de la categoría de Sitio Etnológico.